Él Mató cerró la primera tarde a puro rock indie

Mientras se esperaba en las primeras horas de la noche la actuación del local Dillom y de la irlandesa Róisín Murphy, como aperitivo final antes de la esperada presencia protagónica de The Cure, los platenses de Él Mató a un Policía Motorizado y los británicos Slowdive cerraron a puro rock indie la primera tarde esta segunda edición del Primavera Sound, en el porteño Parque Sarmiento.

Luego de la explosión sonora de Black Midi con su mixtura con base en el metal progresivo y el pop cancionero de Conociendo Rusia, entre otras atracciones que se repartieron en los cuatro escenarios montados en el predio.

El trance onírico en el que Slowdive sumergió al público fue el corolario ideal cuando el sol comenzaba a esconderse.

Por su parte, el combo liderado por Santiago Motorizado ofrecía una versión más cancionera del rock indie en relación a lo que paralelamente ocurría en el otro extremo del predio.

De esta manera, iba creciendo la expectativa para la llegada estelar de la legendaria formación británica liderada por Robert Smith, algo que pudo palparse desde temprano con la gran afluencia de público ataviado en un look gótico y con remeras de la banda.

Pero aún quedaba pendiente el show en horario central también de Dillom y de la artista irlandesa Róisín Murphy.

En tanto, cuando el sol aún pegaba fuerte en el Parque Sarmiento, Richard Coleman se había destacado con un set junto a su banda Trans-Siberian Express que cerró con su reconocida lectura de «Héroes» de David Bowie y la evocación a Soda Stereo con «Hombre al agua», con Flopa como invitada. También había pasado cerca del inicio de la jornada, a las 14.30, Mi Amigo Invencible.

Alrededor de una veintena de artistas formaban parte de la grilla en esta primera jornada del segundo capítulo de este emblemático festival de origen español en nuestro país.

Fuente: TELAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *